Toda la nieve de Beijing es artificial, una tendencia «peligrosa» que consume muchos recursos

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Sería difícil mantener una conversación con el sonido ensordecedor de las máquinas de nieve que preparan las instalaciones olímpicas al noroeste de Beijing. Son ruidosas y están en todas partes, soplando la nieve sobre lo que serán las pistas más vistas de este mes.

Es casi hermoso, excepto que las sedes están rodeadas por un interminable paisaje marrón y seco completamente falto de nieve.

En una primicia olímpica, aunque no es un logro del que jactarse, la variabilidad climática ha obligado a que los Juegos de Invierno dependan prácticamente en un 100% de la nieve artificial, parte de una tendencia que se está produciendo en las sedes de deportes de invierno de todo el mundo.

Solo una de las 21 ciudades que han albergado los Juegos Olímpicos de Invierno en los últimos 50 años tendrá un clima adecuado para los deportes de invierno a finales de siglo, según un estudio reciente, si las emisiones de combustibles fósiles no se controlan.

A medida que el planeta se calienta y el clima se vuelve cada vez más errático, la nieve natural se vuelve menos confiable para los deportes de invierno, lo que obliga a las sedes a depender más de la nieve artificial.

Pero tiene un costo: la nieve hecha por el hombre requiere una cantidad increíblemente grande de recursos, requiere cantidades masivas de energía y agua para producir nieve en un clima que se está volviendo cada vez más cálido. Los atletas de élite también dicen que los deportes en sí mismos se vuelven más complicados y menos seguros cuando se trata de nieve artificial.

COMENTARIOS

NOTICIAS RELACIONADAS

MEGA Televisión «TodoLoBueno»es La Marca que lleva a la audiencia Contenidos de Calidad.
© 2022 Todos los derecos reservados. Coorporacion Innovate